Crímenes del futuro, de David Cronenberg
Las nuevas vísceras

Oswaldo Osorio

Extrañábamos mucho al mejor Cronenberg, al del “horror corporal”, ese tipo de cine con el que se dio a conocer y al que pertenecen sus mejores películas: Rabia (1977), Videodrome (1983), La mosca (1986), Naked Lunch (1991), Crash (1996), eXistenZ (1999); un cine donde las mutaciones e intervenciones del cuerpo son tratadas desde lo visual grotesco y las alteraciones sicológicas, que pueden ser causa y consecuencia de esas transformaciones fisiológicas. Aunque en esta película ese cuerpo anómalo ya está normalizado, solo que el ser humano siempre quiere más, sin importar qué limites tenga que mover, y Cronenberg es un maestro empujando esos límites.

Elvis, de Baz Luhrmann
El rey y su titiritero

Oswaldo Osorio

Parecía un biopic obvio, como tantos puede haber de rockeros en su dinámica (también obvia) de ascenso y caída… pero no, porque se trataba de una película de Baz Luhrmann, un director que casi nunca (salvo por Australia, tal vez) deja impasible a su público. Y efectivamente, la historia de Elvis Presley es aquí contada con el mismo ímpetu de la revolución que este joven de Memphis causó, hace más de medio siglo, no solo en Estados Unidos sino en toda la cultura popular de Occidente.

Violencia: Ensayos críticos de cine

Escuela de crítica de cine de Medellín

...ese es justamente el propósito de este dossier sobre la violencia en el cine, ser el espacio en que los estudiantes de la segunda cohorte, al finalizar su primer semestre, ejerciten el necesario discurso de la crítica y lo hagan en torno a un tema eternamente polémico y cargado de connotaciones, tanto éticas, estéticas como de contexto. Son ocho textos que, desde diferentes aproximaciones, autores, obras y latitudes, abordan el tema con el propósito siempre de trascender el simple argumento y más bien buscar apasionadamente la interpretación, crear conexiones entre las películas, así como con las distintas formas de conocimiento, y aplicarles el juicio y la razón, como lo promulgaba Bacon, aunque con ello algo se pierda de la magia del cine, pero también sabemos que se gana mucho.

El buen patrón, de Fernando León de Aranoa
El dueño y los vasallos

Oswaldo Osorio

Es inevitable que en las relaciones laborales haya verticalidad. No importa cuán amables sean las políticas de una empresa o cuánto se estimule el trabajo horizontal y colaborativo, llegado el momento, ineludiblemente habrá un dueño del negocio (o los medios de producción que llamaba Marx), así como unos que deben tomar ciertas decisiones sobre otros. En la fábrica de balanzas de esta película siempre se trata de mantener ese equilibrio que propende por la horizontalidad, por pensarse como una familia, pero la naturaleza humana no parece estar hecha para eso, al menos no en ese contexto.

PrevioPrevio
SiguienteSiguiente
NOTICIAS

Violencia: Ensayos críticos de cine (descargue el PDF)

Escuela de crítica de cine de Medellín
Este dossier sobre La violencia en el cine, es un espacio en que los estudiantes de la segunda cohorte de la Escuela de crítica de cine de Medellín, al finalizar su primer semestre, ponen en práctica el necesario discurso de la crítica y lo hagan en torno a un tema eternamente polémico y cargado de connotaciones, tanto éticas, estéticas como de contexto. Son ocho textos que, desde diferentes aproximaciones, autores, obras y latitudes, abordan el tema con el propósito siempre de trascender el simple argumento y más bien buscar apasionadamente la interpretación, crear conexiones entre las películas, así como con las distintas formas de conocimiento, y aplicarles el juicio y la razón, como lo promulgaba Bacon, aunque con ello algo se pierda de la magia del cine, pero también sabemos que se gana mucho.
Leer más
CINE COLOMBIANO

Realismo cotidiano en el cine colombiano

Oswaldo Osorio
Uno de los más importantes preceptos de la crítica de cine es tener presentes los diferentes cánones a los que se ajustan las películas, es decir, no juzgar un filme desde un canon o modelo al que no pertenece. A buena parte del cine, sobre todo el de entretenimiento y de género, se le aplica como canon la narrativa clásica o el paradigma aristotélico de los tres actos y el conflicto central, por ejemplo. Otro canon puede ser el realismo social, conocido también como realismo crítico, al cual pertenece una significativa tendencia del cine latinoamericano de los años sesenta y setenta, un cine comprometido con su contexto socio-político.
Leer más

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA

Busca en nuestro sitio

Cine en viñetas

TRÁILER

Enlaces Amigos

Kinetoscopio