Un antihéroe del cómic

Por Oswaldo Osorio Image

Vivir el sueño americano no es tan maravilloso como siempre lo venden el cine y la publicidad. De hecho, vivir tampoco tiene mucho de maravilloso, pues generalmente eso que llamamos vida está compuesto de rutina, futilidad, adversidades y prácticas sociales absurdas. Es desde esta perspectiva que Harvey Pekar ha hablado de su vida y de la sociedad norteamericana en una revista de cómics titulada American Splendor, que pública ya desde hace casi tres décadas y que fue adaptada para el cine con gran acierto e ingenio.

Aunque el origen de los cómics se remonta a poco más de un siglo, son las historietas de superhéroes las que el gran público identifica con este arte (que dicen es el noveno), ignorando todo lo que había antes de ellos y otro tipo de productos diferentes, como el importante movimiento underground que surgiera en Estados Unidos en la década del sesenta. Es justamente a partir de este movimiento que Harvey Pekar se inspiró para crear su cómic autobiográfico, en el cual con ironía y desparpajo habla sobre su rutinaria vida como archivista en un hospital  y su lánguida existencia en las calles de Cleveland.

Pero antes de seguir hablando de este singular personaje y su iconoclasta percepción del mundo, es necesario referirse a la ingeniosa forma en que los jóvenes realizadores Shari Springer Berman y Robert Pulcini adaptaron para el cine la vida y obra de Harvey Pekar, pues esto es definitivo para trasmitirnos la esencia de su protagonista y para obtener los resultados que les han merecido el aplauso de la crítica y de algunos importantes festivales de cine, como el Festival de Sundance, en el que compite el mejor cine independiente de Estados Unidos, que le otorgó su más importante galardón en su versión del año 2003.

Su ingeniosa propuesta mezcla elementos argumentales, documentales y del lenguaje del cómic. Así que en la película se pueden ver tres Harvey Pekar: el verdadero, que con su voz gangosa comenta con sorna tanto su vida como el proceso de filmación; el que es interpretado por Paul Giamatti, que recrea la vida del personaje durante las décadas del sesenta y setenta; y el que fuera dibujado por distintos artistas, como Robert Crumb, en las diferentes ediciones de la revista. Los tres se unen en la percepción del espectador para hacer un retrato de un hombre extravagante, neurótico, pesimista pero en el fondo tremendamente lúcido, aunque esa lucidez sólo se revierte en las historias que escribe más que en su vida práctica.

Es en ese juego entre realidad y ficción que se encuentra la esencia de este personaje que hizo de su vida opaca y anodina un material, no sólo de interés para el público de cómics adultos, sino que lo convirtió en una leyenda de la cultura underground, en un antihéroe que tiene como único mérito haber ido todos los días durante 35 años a su tedioso trabajo de archivista. Esto confirma que lo que hace arte al arte es la mirada del artista, no el tema o el material de que está hecho, ni siquiera la destreza en su ejecución, porque Harvey Pekar, por ejemplo, nunca aprendió a dibujar.

Paradójicamente, se trata de otra historia donde triunfa el “sueño americano”, aunque no su hermano gemelo, el “american way of life”, porque fue justamente criticando y desenmascarando el sinsentido del estilo de vida del norteamericano medio que Harvey Pekar creó su arte y fue reconocido, no sólo en el circuito underground, sino también en los medios masivos. El éxito de esta película ha renovado esta fama, aún así, si confiamos en el certero retrato que hizo el filme, Harvey Pekar seguirá siendo un cascarrabias que no le guardará nada al patetismo de la condición humana.

Ficha técnica
Esplendor americano (American Splendor)
Dirección y guión: Shari Springer Berman y Robert Pulcini
Fotografía: Terry Stacey 
Intérpretes: Paul Giamatti, Hope Davis, Harvey Pekar, James Urbaniak, Judah Friedlander, Toby Radloff .
Música: Mark Suozzo 
2003 - USA - 100 min.
Premios:
Mejor película Asociación Nacional de críticos de cine
Mejor dirección Asociación Nacional de críticos de cine
Gran Premio de Jurado Festival de Sundance
Mejor guión Guía de escritores de América

La revista de cómic American Splendor salió publicada por primera vez en agosto de 1976 y desde entonces ha sido editada ininterrumpidamente siempre con las historias de Harvey Pekar pero ilustrada por diferentes dibujantes como Robert Crumb, Frank Stack, Joe Sacco y Colin Warneford.

Busca en nuestro sitio

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA